Abejas Urbanas. Legalícenlas. . .

Páginas

Puedes hacerte Seguidor de Abejas Urbanas - Ciudades más Dulces, con sólo ingresar tu mail en el ícono de la barra de la derecha.

Nos agradaría recibir tus comentarios al pie de cada nota.

Puedes comunicarte con nosotros en:

colmenasclandestinas@gmail.com



lunes, 27 de agosto de 2012

Summertime


El Senado de la Provincia de Buenos Aires, ha aprobado en la última sesión, el proyecto impulsado por Abejas Urbanas, para legalizar la apicultura urbana en la Provincia de Buenos Aires!!

Abejas Urbanas, agradece por su interés y preocupación a los Sres. Legisladores provinciales y en especial a la Senadora Esther Barrionuevo, quien se hiciera eco de esta iniciativa y propusiera ante sus pares el cambio normativo.

Está empezando una nueva temporada para quienes criamos abejas y compartimos su miel. Ya se nos viene la primavera y sin esperar demasiado, los soles del verano. Ya se siente el murmullo en la colmena, vamos a cantar con ella, porque estamos muy contentos de este primer paso, en nuestra lucha por legalizar nuestras colmenas clandestinas.





Para quienes quieran más detalles, aquí abajo el texto de la declaración y sus fundamentos:

“La Plata, Agosto de 2012 El Honorable Senado de la Provincia de Buenos Aires vería con agrado que el Poder Ejecutivo Provincial modifique el Decreto N° 4248/91, reglamentario del art. 4 del Código Rural de la Provincia de Buenos Aires, eliminando su último párrafo y dictando en su reemplazo la normativa que regule la actividad apícola en ámbitos urbanos.”

Los fundamentos son los siguientes:

Es intención de este Proyecto, estimular la actividad apícola en la Provincia, coadyuvando a la formación técnica y a la seguridad alimentaria de la comunidad. 

Las abejas son los insectos polinizadores por excelencia en todo el mundo.  Son responsables de la polinización del 70% de las poblaciones vegetales de interés alimentario, y únicos generadores de una serie de productos de inestimables beneficios para el ser humano, entre ellos, miel, jalea real, propóleos y cera.

Las organizaciones de criadores de abejas a escala mundial han alertado sobre un fenómeno que crece aceleradamente, que a falta de mayor certeza en la etiología del problema, se lo denomina por sus siglas en inglés Colony Colapse Desorder (CCD), o Síndrome de Desaparición de Colmenas (SDC), en español.   Este proceso cuyas causas aún se encuentran en estudio por la comunidad científica internacional, está determinando un serio proceso de disminución de la población global de abejas.

El alerta ha llegado a preocupar a los gobiernos de los distintos países productores apícolas, e incluso a la Organización de las Naciones Unidas, cuyas últimas acciones han estado dirigidas a revertir este proceso con medidas tendientes a desarrollar la apicultura en regiones no tradicionales.

Argentina es el primer exportador mundial de mieles de calidad, y su volumen de producción aporta alrededor del 20% de la miel que se comercializa a nivel global.  Una cifra cercana a la mitad de la producción de mieles de argentina, proviene de la Provincia de Buenos Aires.

La realidad productiva de la Provincia en materia apícola, se ha ido transformando aceleradamente en la última década con el desplazamiento de la frontera apícola hacia otras regiones en virtud del avance de los métodos de siembra directa, y la rentabilidad relativa de ciertas oleaginosas.  Esta circunstancia ha determinado por un lado la desaparición de cientos de pequeños productores que no han podido superar la coyuntura, y por el otro  una fuerte disminución de la cantidad nominal de colmenas en la Provincia.

Estas circunstancias han de interpretarse además, en una doble dimensión de análisis que se pone a vuestra consideración. 

Por una parte, la abeja como agente polinizador en poblaciones vegetales de interés alimentario, es el actor indispensable para garantizar los mecanismos de seguridad alimentaria que nuestro pueblo necesita para su desarrollo.  Esto se encuentra en un todo asociado a las huertas comunitarias que diversas áreas de gobierno, así como organizaciones sociales, promueven en los barrios de nuestras ciudades, o bien de pequeños productores frutihortícolas.  Las abejas allí, multiplican la productividad de verduras y frutas, así como mejoran la calidad del producto a través del mecanismo más natural del mundo, el incremento de la diversidad genética en el mecanismo de polinización cruzada.

Por otra parte, la presencia de abejas en grandes cantidades y miles de enjambres fluyendo en cada primavera-verano en el conurbano bonaerense, permiten presumir que las abejas se han instalado en la ciudad, por una diversidad de razones que ámbitos científicos intentan aún explicar.  En cualquier caso la razón de la presencia notoria de abejas urbanas, no es otro que la cría de abejas en la ciudad y de numerosos apicultores que laboran sus colmenas en los barrios, debiendo sumar a ello como contracara la disminución de abejas en los campos, producto de la desaparición de las pasturas silvestres causada por el uso de agroquímicos. Llegamos así a la existencia de abejas urbanas, y no porque provengan de colmenas silvestres, sino de jardines y espacios verdes de la ciudad, manejadas por anónimos apicultores.
Esta es una realidad que debe asumirse, y debe ser seriamente abordada por el organismo regulador, quien puede tener a su disposición todas las herramientas necesarias para hacer crecer el desarrollo de la apicultura en nuestra región, incentivar e impulsar la práctica de la crianza de abejas en nuestros jóvenes, como formación técnica para una importante actividad productiva, quizás de las pocas que carecen de externalidades negativas.  Y como se enunciara escasas líneas más arriba, porque ello habrá de sumarse a los procesos de seguridad alimentaria que nuestra sociedad reclama cotidianamente.   

Hoy la Provincia de Buenos Aires, prohibe la instalación de colmenas en zonas urbanas, o en aquellas que por su densidad de población, a criterio de los organismos competentes puedan ocasionar molestias a terceros, según reza el último párrafo del art 2 del decreto reglamentario número 4248/91, que tiene por objeto reglamentar el art. 4 del Código Rural de la Provincia.  Esta normativa resulta un escollo insalvable para ordenar la situación actual en las grandes urbes de la Provincia.  La cifra negra de colmenas existentes en la ciudad, cumplen con una función estratégica innegable, pero resultan anónimas y su contralor imposible por la sencilla razón de que ninguna autoridad puede auditar las condiciones de crianza y su situación sanitaria, así como la idoneidad del titular para su manejo, justamente en razón de la prohibición enunciada.

Existe además un elemento de cierta complejidad jurídica, dado que ese punto de la reglamentación que enuncia la cláusula prohibitiva, carece de fundamento que justifique la restricción.   Es decir, no dice expresamente la razón que justifique la prohibición de criar abejas en la ciudad.  En este sentido puede traerse a modo ejemplificativo la normativa de la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos.  Allí el Department of Health and Mental Hygiene, considera que ciertos animales a los que define como salvajes o peligrosos, no pueden criarse en la ciudad.  Entre ellos se encontraban las abejas melíferas.  El 16 de marzo de 2010, el organismo citado procede a eliminar de dicho listado a las abejas melíferas, por no considerarlas como animales peligrosos, y que por ende autoriza su crianza en la ciudad, con las regulaciones que el mismo organismo dispone con la modificación del art. 161 del Código de Salud, de la Ciudad de Nueva York.  Es decir, allí la normativa enunciaba una razón que justificaba la prohibición, aún cuando el tiempo demostró que dicho argumento no se correspondía con la realidad, razón por la cual se eliminó la restricción, y hoy los apicultores urbanos de Nueva York se han incorporado al mercado productivo de la ciudad.  

Al igual que New York o Boston, París, Londres o Berlín, por mencionar sólo algunas, todas las grandes capitales del mundo, no solamente permiten la apicultura urbana, sino que expresamente la estimulan como parte de su política pública.

Por último es preciso señalar, que las abejas melíferas no han generado incidencias que puedan ser relevadas en forma significativa para que justifiquen en la Provincia de Buenos Aires esta prohibición absoluta.  Además, por la latitud que se encuentra la provincia de Buenos Aires, la presencia de Apis con algún tipo de gen africano –de mayor defensividad-, resulta improbable, y una situación que es perfectamente controlable con las reglas de manejo adecuadas.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Legalizar las Abejas Urbanas. Campaña.

Apimondia ya fue.  Ninguna de la autoridades del evento internacional, habló de las abejas urbanas.  Argentina perdió la increíble oportunidad de decirle al mundo lo importante que es la apicultura urbana en nuestra comunidad. Cuánto lo es como oficio y profesión para nuestros adolescentes en los barrios, cuánto para la soberanía alimentaria de nuestras familias.  

A veces pareciera que no entienden.  Otras, que tal vez sí, pero que el negocio está en los tambores, que depreciados y descalificados se entrelazan con las mieles chinas en la madre patria.

Nosotros seguimos adelante.  Hoy el Senado de la Provincia de Buenos Aires se encuentra debatiendo la legalización de las abejas urbanas en la Comisión de Agricultura y Pesca.  

Agradeceríamos mucho que apoyen esta campaña con correos electrónicos, exponiendo vuestro apoyo a la iniciativa: 

Expediente: F 344 2011 - 2012, a la Comisión de Agricultura y Pesca: c_asagra@senado-ba.gov.ar

Hoy no hay poesía.  Sórdida y árida burocracia.






martes, 21 de junio de 2011

Día del Apicultor

Ya anochece de invierno Buenos Aires.
Por estas horas en este lugar de la tierra se festeja el día del apicultor...  Tango, vino y asado en nuestro recuerdo.

Nos hubiera encantado brindar con todos los amigos...  Pero algunos aún continúan con la cosecha.


Foto:Apicultor en Nepal, Eric Torneret

jueves, 16 de junio de 2011

Y se nos fue otra temporada

La temporada fue extraña este año.  Una hermosa primavera que prometía panales rebalzando dulzura terminando el verano.  Las nuevas flores tapizaron con los primeros soles el valle del río.  Cada primavera, los amarillos estridentes van desapareciendo las brumas y las nubes heladas, se va la nieve y nos desentumece el cuerpo y las colmenas, del frío invernal, en la esperanza de un renacer de enjambres, de reinas nuevas, de miel y mucho polen.  Así empezó esta última primavera.  

Pero entonces llegó diciembre, con fríos europeos, con escasas lluvias, y las flores fueron desapareciendo, los nidos no crecieron, y la producción de miel fue más que escasa.  Se cosechó poco.  Bastante poco y ante un otoño que se avecinaba seco y frío, se les dejó una buena cantidad de miel para el invierno.  Poco, muy poco polen.  Y en pleno abril, ya todo se llenó de nieve, de la noche a la mañana.

No alcanzamos a entrar el material al galpón que ya la nieve se había apoderado de nuestro mundo.  El último tambor que cargamos la noche anterior para sacar al pueblo, amaneció oculto bajo una densa alfombra blanca.  
Será que uno se sigue maravillando de la vida, y que cada obstáculo no hace más que enriquecer nuestro gusto por disfrutar de esta vida.
Aún cuando todo se complica. Como salir con la chata cargada surfeando nieve, cuestión que no es siempre un idilio, pero es esencialmente parte de nuestra elección. Y siempre preferible, al tránsito aburrido de las grandes capitales.




viernes, 10 de junio de 2011

De mieles y volcanes

¿Que sentirán con este viento de tierra mis amigas?
¿Dónde habrán quedado las últimas gotas de néctar otoñal?


 
¿Cómo será nuestro pueblo cuando la primavera amanezca?
¿Volverán los enjambres a enamorarse de las retamas en la cuesta de los olvidos?
Cuando nos vuelva la mirada, el mundo habrá cambiado, pero no será distinto.

viernes, 25 de febrero de 2011

Regalito de cumple


Hace unos minutos una pequeña apicultora urbana nos ha regalado este video que ha preparado especialmente con motivo del año que cumple el blog de abejas urbanas.  Por nmotivos obvios no podemos dar su nombre pero, sí le damos las gracias, y los créditos, vendrán cuando nuestras colmenas sean legales en la ciudad.-  Por ahora, solo dulces gracias pequeña JC.



Carta al Sr. Presidente de la Sociedad Argentina de Apicultores

Buenos Aires, febrero 25 de 2011

Sr. Presidente de SADA
Sr. Vicepresidente de Apimondia
Ing. Lucas Martínez
S / D:

Tenemos el agrado de dirigirnos a Ud., en su carácter de presidente de SADA y a la vez Vicepresidente de Apimondia, a efectos de hacerle llegar esta solicitud, en ocasión de la realización de la fiesta de la apicultura mundial, como lo es Apimondia 2011 en Buenos Aires.

Abejas Urbanas promueve la crianza de abejas en las ciudades a través de métodos de apicultura orgánica y natural. Abejas Urbanas es un sitio de resistencia. Un sitio de creatividad, de lucha, de búsqueda, de encuentros, que pretende hacer confluir en él, a todos aquellos que entiendan que esta vía es un camino posible, en el intento de colaborar en la supervivencia de las abejas, en el desarrollo de la actividad apícola y la seguridad alimentaria de la comunidad.

La población mundial de abejas disminuye velozmente. Con ella se ve amenazada la biodiversidad y la vida natural del planeta. Las abejas son en buena medida las responsables de la polinización, de producir vida en cada fruta, en cada vegetal que llega a nuestras mesas.
En Argentina, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el resto de las grandes ciudades del país, las abejas urbanas están prohibidas, por leyes imprecisas, que no aluden a razón alguna para tamaña determinación.

Argentina, uno de los primeros productores de miel del mundo, que además ofrece entre el 20 y el 25% del volumen de comercialización mundial, prohíbe a sus ciudadanos criar abejas en sus ciudades.

Esto no sucede en Nueva York, París, Londres, Berlín… Allí las abejas urbanas son libres, y sus ciudadanos también para disfrutarlas y criarlas! Argentina es sede del máximo encuentro de apicultores este año, Apimondia 2011 se realiza en Buenos Aires, y su organizador local es la Sociedad Argentina de Apicultores (SADA). Entendemos que es de suma importancia, que este evento internacional, se constituya en un foro de expresión, que permita la legalización de las abejas urbanas en la Argentina.

Es por ello que solicitamos a SADA una expresa declaración pública a favor de la legalización de la apicultura urbana, y la constitución de una mesa de trabajo y difusión en el marco de Apimondia 2011, que favorezca esta petición hacia las autoridades nacionales y provinciales.

Esta petición es pública, y viene siendo estimulada por abejas urbanas desde su constitución hace exactamente un año, a través de nuestra publicación www.abejasurbanas.blogspot.com.
Confiamos en la posición política que habrá de asumir SADA a este respecto e invitamos a esa institución a sumarse a esta causa, que no anima fines de lucro, sino contribuir al desarrollo y difusión de la actividad que compartimos, a enfrentar en forma decidida el debilitamiento y desaparición de los biomas apícolas y colaborar con una propuesta que incide en la seguridad alimentaria de nuestra comunidad.

Saludamos al Sr. Presidente y a todos los compañeros y compañeras apicultoras, y esperamos vuestra respuesta.

Abejas Urbanas, por ciudades más dulces

domingo, 19 de diciembre de 2010

Cuántas abejas tiene un enjambre

Pitágoras es para occidente un nombre asociado a las metemáticas y a sus primeros enunciados teóricos.  Occidente tuvo formas muy poco amenas de enseñar la ciencia de los números y de las formas, en general la aridez de sus planteos pedagógicos, acabó con la poesía de su lenguaje y el erotismo de sus pasiones.

Oriente eligió otros caminos, algo más románticos e inclusive con alguna dosis de gracia, para acercar a sus chicos a la magia de los números.

Les proponemos aquí un juego, descripto en el libro de Bhaskhara, el Sabio, el más famosos geómera de la India, quien al decir del maestro Malba Tahan, conocía los secretos de los astros y estudiaba los altos misterios de los cielos.

Bhaskhara nos hace un planteo simple (tan simple que puede resolverse con una ecuación de primer grado):

La quinta parte de un enjambre de abejas se posó en la flor de Kadamba.
 
La tercera en una flor de Silinda, el triple de la diferencia entre estos dos números voló sobre una flor de Krutaja, y una abeja quedó sola en el aire, atraída por el perfume de un jazmín y de un pandnus.
Dime bella niña, cuál es el número de abejas que formaban el enjambre.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Abejas libertarias y apicultores urbanos en la clandestinidad

Pasan muchas cosas bonitas en este mundo de las abejas.  Hace poco, un pequeño grupo hemos iniciado este camino de perseguir que Argentina legalice la apicultura urbana. 
Porque creemos en ello. 
Porque hace a la seguridad alimentaria de nuestros pueblos, y porque además colabora con la sotenibilidad de nuestras amigas que se encuentran en problemas, a la hora de subsistir a los métodos de vida que le propone el interés comercial e industrial de la apicultura tradicional.

Seguimos en ese camino, y trabajando en la convocatoria de encontrarnos en Apimondia 2011 y hacer estallar nuestra militancia colmenera, exigiendo a las autoridades nacionales y provinciales el cese de nuestra obigada clandestinidad.  

Nueva York, Londres, París, Berlín, por nombrar sólo algunas capitales, son un ejemplo de promoción de la apicultura urbana.  Argentina la prohíbe.  No sabe por qué, la ley no lo dice, pero está prohibida.

En este camino, Enrique, un lector y ahora colaborador de nuestro blog, nos regala esta hermosa foto, tomada por su hija Silvia. Desde ya los invitamos a conocerla, en su casa.  (st-photos). Gracias Silvia!!!! Gracias Enrique!!!!

En ella, va la magia.  La fantasía que nos provocan esa inmensa cantidad de nobles e inquietas amigas que nos regala su miel cada temporada en el fondo de nuestas casas, en los balcones y terrazas, o laboriosamente obrando las huertas de nuestras comunidad.

Por un 2011 de abejas urbanas libertarias, y de apicultores reconocidos,  en cada unos de los barrios de nuestra ciudad.

jueves, 2 de diciembre de 2010

El rock de las Abejas (urbanas)



De vuelta de algún lado...
El sol a esta hora transforma la escenografía del jardin de nuestra casa.  
Los verdes se oscurecen y los dorados del atardecer estallan en piquera.  
Al trasluz, las abejas esquían en el polvillo del aire. 
Nunca hay silencio en la ciudad. 
Una pena, se pierden los miles de zumbidos que me acarician al pasar.
Pero ese aroma dulce que aparece detrás de los jazmines, son ellas, sus maderas enceradas, sus miel y su polen...
La hora y quien escribe anda necesitando destapar una cerveza fresca.  UFFFFF...
Algo de música urbana, bien ricotera. (Gracias Mattt)

Apimondia 2011

Llega a Buenos Aires, la fiesta de la Apicultura Mundial.  Llega Apimondia en septiembre de 2011, y la Sociedad de Apicultores de la República Argentina(SADA), es su socio local y realizador en el predio de la Sociedad Rural de Palermo. Estamos todos invitados a participar de un evento seguramente magnífico e imperdible, en el que seguramente tendremos la posibilidad de compartir las diferentes experiencias con apicultores de lugares lejanos, y culturas y costumbres diversas.

Increíble oportunidad para quienes compartimos nuestra cotidianeidad con las abejas y sus bellas formas, de mostrarnos sociedades solidarias, trabajadoras incansables, maternidad comunitaria y una entrega por el conjunto inigualable.

Abejas Urbanas, nuclea a una diversidad de apicultores.  Con técnicas y tradiciones diferentes, pero que los une un interés común, cual es el desarrollo de las economías familiares en las ciudades y sus suburbios.  La contribución a la seguridad alimentaria de cada comunidad, en mucho depende de estas prácticas.  Para la apicultura tradicional, quien no tiene 1500 colmenas no es un productor comercial.  Para nosotros quien maneja 10 colmenas, contribuye esencialmente al desarrollo de su comunidad,  a fortalecer la polinización de sus huertas y a posicionar la miel como un alimento esencial en la dieta de nuestra gente.  Conceptos estos que deben incorporarse a la agenda pública, y ayudar a repensar la sistemática prohibición de praticar la apicultura en las ciudades argentinas.
 
Ese es nuestro espacio de lucha.  Apimondia nos encontrará en esa tarea.

Sería más que importante, que SADA fomulase alguna propuesta de acceso a Apimondia, que permita a nuestros apicultores "sociales" el ingreso a esa hermosa fiesta.  Pensamos que el valor de la entrada limitará seriamente el ingreso de un importante sector de la población vinculada a la actividad, y que quizás se pueda pensar en alguna variante, que nos permita hacer más grande esta fiesta. 

martes, 9 de noviembre de 2010

¿Qué pasa con Abejas Urbanas?

¿Qué pasa con abejas urbanas?
¡Cuánto silencio!
Los amigos nos preguntas en dónde andamos. ¿Qué pasa?


Pasa que...


... la primavera se nos vino encima y alguien tiene que trabajar.  Preparar el material nuevo, limpiar el viejo.  Y para los apicultores urbanos ello además nos compromete seriamente con la casa y la familia.  Cajones por todos lados, clavos, herramientas, cera pegoteada por los pisos...



Pero vale la pena, miren este enjambre nuevito, con sus panales perfectos hechos de la nada y en plena elaboración de la comida para sus nuevos bebes.


Vale la pena dedicarle unas cuantas horas a tanta belleza...

lunes, 30 de agosto de 2010

Carta abierta de los Médicos de Pueblos Fumigados

Acaso no has tenido esa rara sensación de bronca e impotencia, cuando has visto cantidades de abejas muertas delante de la colmena, por acción de los agrotóxicos.  Abejas sanas, cargadas de granos de pólen coloridos, que de pronto mueren intoxicadas...  Una lágrima por nuestras abejas...  Una lucha entre productores?

O se trata de un lento genocidio disfrazado de moderna tecnología?

 CARTA ABIERTA DE LOS MÉDICOS DE LOS PUEBLOS FUMIGADOS A LAS ENTIDADES AGROPECUARIAS
 

1º Encuentro Nacional de Médicos de Pueblos Fumigados.
 
Córdoba, 27 de agosto de 2010
 
Sr. Hugo Biolcatti, Presidente de Sociedad Rural Argentina
Sr. Mario Llambias, Presidente de Confederaciones Rurales Argentinas
Sr. Eduardo Buzzi, Presidente de Federación Agraria Argentina
 
Los miembros de los equipos de salud de los pueblos fumigados de Argentina, junto con los científicos, investigadores y académicos, reunidos en el 1° Encuentro Nacional de Medicos de Pueblos Fumigados, concretado en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba, nos sentimos en la imperiosa necesidad de dirigirnos a ustedes, en forma directa y pública para hacerles conocer que es muy grave la situación de la salud de las poblaciones de los pueblos fumigados en la Argentina y que esta se agrava día a día.
 
Y que los cánceres y otras enfermedades severas son detectadas con más frecuencia ahora. Al igual que los abortos espontáneos, trastornos de fertilidad y nacimiento de hijos con malformaciones congénitas que encontramos con índices muy elevados. Y que los trastornos respiratorios, endócrinos, hematológicos, neurológicos y psíquicos son, también ahora, mucho más frecuentes en las poblaciones sistemáticamente fumigadas. Fumigadas porque comparten el mismo espacio geográfico que los cultivos agroindustriales y transgénicos que ustedes explotan.
 
En las 23 millones de Ha. ocupadas por cultivos transgénicos viven, en o entre sus campos, 12 millones de compatriotas, ellos son nuestros pacientes y por lo tanto tenemos una enorme responsabilidad en el resguardo de su salud y en la defensa de sus derechos a la misma.
 
Queremos decirles a Uds., presidentes de las principales entidades agropecuarias, que sabemos que están fumigando 300 millones de litros de venenos sobre esta población, que lo hacen sin ningún tipo de control y que el negocio de los laboratorios multinacionales de agroquímicos esta desencadenado en la Argentina, por lo que cada vez utilizan más y más tóxicos por Ha., de manera irracional.
 
Queremos decirles también que nosotros, los médicos y demás miembros de los equipos de salud, los investigadores, científicos y académicos que analizamos este problema, no creemos es más, estamos seguros que los crecientes padecimientos en la salud de los habitantes de los pueblos fumigados son generados por las fumigaciones que ustedes realizan. Y esta seguridad nos las da conocer como viene evolucionando la salud de nuestras comunidades y cotejarla con la creciente información científica, que destaca las evidencias disponibles con respecto al daño que genera la exposición de pesticidas a la salud en poblaciones susceptibles.
 
Queremos decirles que no tenemos ningún interés mezquino oculto, no tenemos ningún interés económico, ni político partidario, ni religioso, ni de ningún  otro tipo, que no sea el resguardo de la salud de nuestros pacientes, para decirles lo que aquí estamos afirmando y exhortarlos a que PAREN DE FUMIGAR.
 
Por último, queremos decirles, que sabemos que están aprovechando una coyuntura internacional con precios en alza y demanda sostenida, pero sus ganancias no justifican los cánceres de nuestros pacientes ni las malformaciones de nuestros hijos.- www.renace.net. Fuentes:
La Voz del Interior

lunes, 19 de julio de 2010

No, a la minería a cielo abierto. No, a nuestra muerte!!

Cada anillo de oro que le compras a tu pareja para celebrar vuestro amor...
...nos está matando. 
Ayudanos a celebrar la vida.
Abejas Urbanas vota por la prohibición de la minería a cielo abierto.  
No a Veladero.  No a Pascua Lama. 
No olvidemos Andalgalá.

Vamos todas y todos al Senado de la Nación, de ellos depende hoy que el agua siga siendo agua, y que nuestra tierra siga siendo nuestra casa.


jueves, 8 de julio de 2010

Un día de sol

Las fotos que acompañan esta entrada son todas de Eric Tourneret, de la colección El mundo de las Abejas, al que pueden acceder siguiendo el botón que encontrarán en el margen derecho del blog.  
No se las pierdan!!


Aquí estamos recogiendo un poco de agua clara 
(no tan clara, no nos gusta tan limpita como a ustedes)


Estas son nuestras hermanas más pequeñas, construyendo nuestra casa.

 

  Durante unos pocos días y luego de amamantar a nuestras hermanitas y hermanitos, mamá ya nos deja jugar con masa.  Tenemos una semanita para elaborar toda la cera que necesitamos para construir nuestra casa. En nuestros panales Mamá pone los huevos.  Y necesita mucho espacio, mamá trabaja mucho y en la primavera pone casi dos mil huevitos por día. Además nuestras hemanas mayores vuelven del trabajo con  mucho néctar y pólenes que necesitamos guardar en un lugar muy limpito, así que imagínense todas las habitaciones que tenemos que construir!!






Ya vamos volviendo a casa ... es tarde.

miércoles, 30 de junio de 2010

Homenaje a nuestras primas de las Islas

Ha sido una temporada heroica sobrevivir en las islas del Delta.  El agua subió... subió mucho.  Es cierto que estaba previsto, pero ello en nada empequeñece el sacrificio de cada día. 

Es a nuestras primas de las islas a quienes rendimos este homenaje...

martes, 8 de junio de 2010

El própolis verde

El propóleos, es una bella síntesis natural que producen las abejas para el equilibrio vital de la colmena. Ni brujas ni hongos, ni médicos ni fármacos. Para ellas el propóleos es aquella sustancia que las cura y las ayuda a defenderse.


Los humanos, mucho antes de comprender su esencia, ya lo han patentado en todas sus formas. Lo alejan de la vida, de la salud, de la gente. Lo convierten en otro impúdico acto de comercio. La abejas enseñan. Al ser humano, le sigue costando aprender de las maravillas de la naturaleza.


Los invitamos a ver y pensar:

viernes, 28 de mayo de 2010

Visitamos a nuestras amigas de la Patagonia

Somos abejas urbanas, por la misma razón que hay hombres y mujeres que se desviven cada día en la ciudad.  Nosotras tenemos flores todo el año y un clima agradable, ellos y ellas, trabajo. Ni más ni menos. 

Nuestras amigas de la Patagonia nos invitaron a pasar unos días en sus bosques.  Qué mejor momento para recorrer la montaña, que el otoño?  Sin dudarlo un instante, llenamos nuestros buches cual enjambre de primavera, y con un buen abrigo de polen... allá fuimos.

Qué deciros de un lago frío de aguas cristalinas, que se encendía en sus balcones de dorados, cobres, rojos, verdes, y de hermosas brisas que traían el canto de todos las aves del bosque...
Podríamos en todo caso reducir la poesía a una imagen, como esta, que le trajimos a nuestras amigas que se quedaron a cuidar nuestra casa.  Cómo se puede vivir en el paraíso y estar vivas???

Que hace frío? Que en unas semanas el manto blanco de hadas y nieves amenzará sus colmenas?  

Que sí, que es cierto, pero a nuestras entrañables amigas lejos de preocuparles, ello sólo les sugería una larga siesta hasta la primavera, para comenzar la fiesta de la  mielada , con más fuerza y belleza.





En este Hostal, nos quedamos estos días.  Pataguas.
Qué calidez, que firmeza. Ese viento persistente del noroeste mecía amablemente nuestras cunas, y arropadas con el sol de la tarde disfrutamos cada noche,en la paz del bosque,en ese entrañable silencio que todo devora, y el alma serena.








Nos trajimos algunos regalitos de la patagonia.




Mosquetas para  el té.



Alguna de las últimas mutisias.






Y un hermoso lago con araucarias para aromatizar nuestros propóleos con la esencia de ese milenario árbol del pueblo, que con sus piñones le ha dado tanto al caminante, y a nuestras abuelas.  

Y qué rica que es la miel del sur...






Gracias Pablo y Silvi, Gracias Fer y Joaco.  Abejas Urbanas,  desde la clandestinidad de las grandes ciudades, los abraza y les agradece estos días de bosque.



domingo, 2 de mayo de 2010

Mayo en Buenos Aires

Buenos Aires explota en dorados y amarillos.  Las hojas se despiden en un vuelo cromático encendido y tiñen de otoño las veredas.  Las vecinas exfolian las baldosas como si una rara enfermedad se multiplicase en cada una de sus nervaduras.  Sin pausa, las vecinas barren y barren, en una oda precisa y aritmética al cemento que nos cobija y nos envuelve. Parecen haber resuelto la ecuación de la poesía más perfecta, aquella que interrogaba  al duende de la Isla Negra: Ey Pablo! ¿Cuántos metros redondos habrá entre el sol y las naranjas?  Las vecinas... Las vecinas, ese agente encubierto que tras la tapia de nuestras casas, devela el misterio de las abejas en su patio, pule la vereda cual remedio tardío para esta extraña tarde de estío.  

Veintisiete grados, golpetean las maderas de las colmenas del fondo de casa.  Cómo explicarles compañeras que el otoño venía, anunciando grises de frío, y humedades perversas. 

Calor, y la vida continúa.  En el campo no hay flores en esta época.  Pero en la ciudad...



... explotó ella, nuestra palmera vigía.
Cientos de pequeñísimas flores arracimadas que se multiplican con la caída de cada nueva hoja, le dan un impulso vital a la colmena, que aún en mayo está llena de cría y necesitando néctar y pólen.



Aquí las espiamos un ratito.  (Igual que la vecina).
Cuatro de la tarde el calor sigue y cada flor es un bálsamo en esta época.





Llegó la hora del Té, e invitamos a una entrañable amiga, de la colmena vecina.



Así es este otoño en Buenos Aires.

Compañeras, que no se ponga, la luna de miel.  El invierno promete llegar de todos modos.

La vecina ha guardado la escoba hasta mañana.  O tal vez, hasta la hora de los embrujos.

viernes, 23 de abril de 2010

Resiliencia



Allí estaban, resistiendo.  A pesar del viento, de la lluvia, de esa noche ausente de luna. 
La casa derrumbada, yacían así abrigadas, abigarradas, en un concierto de esperanza y vida.

No es nada agradable encontrar una colmena volteada, literalmente desparramada.

Pero es aquel inquebrantable grito de esperanza el que quiero mostrarles.

Verán ustedes un pequeño grupo de abejas en un panal.  Apenas un enjambre que se ha hecho amigo este verano. Advertirán sin duda, que ese panal es algo más grande que el habitual.  Digamos que es al menos el doble.  

Es abril, en el Sur de América, ya sin postura ante este repentino desalojo, las abejas que han quedado cubren la porción de miel que rodeara el nido de cría.

Es una foto de un día triste.  Pero es un buen panal, labrado desde la madera del cabezal, sin cera, sin alambres, sin madero inferior, y fundamentalmente sin que nadie les explicara cómo hacer cada hexágono…  Sin reglas, más que las que la naturaleza les impone.  Todos los  panales aproximadamente de igual tamaño.  Tal vez, nunca hubiéramos visto su evolución si los cajones no hubiersen caído accidentalmente.  Quizás sólo por ello valga la foto.  Demostrar que se puede trabajar con parámetros naturales, que se puede convivir con las abejas sin agredirlas, sin invadirlas, sin maniatarles el nido, sin escribirles la historia.


Gracias Paula A. por la fotografía que ilustra la nota.

jueves, 22 de abril de 2010

Acuerdo de los Pueblos


Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra

22 de Abril Cochabamba, Bolivia

ACUERDO DE LOS PUEBLOS

Hoy, nuestra Madre Tierra está herida y el futuro de la humanidad está en peligro...

Para ello proponemos el proyecto adjunto de Declaración Universal de Derechos de la Madre Tierra en el cual se consignan:

* Derecho a la vida y a existir;
* Derecho a ser respetada;
* Derecho a la continuación de sus ciclos y procesos vitales libre de alteraciones humanas;
* Derecho a mantener su identidad e integridad como seres diferenciados, auto-regulados e interrelacionados;
* Derecho al agua como fuente de vida;
* Derecho al aire limpio;
* Derecho a la salud integral;
* Derecho a estar libre de la contaminación y polución, de desechos tóxicos y radioactivos;
* Derecho a no ser alterada genéticamente y modificada en su estructura amenazando su integridad o funcionamiento vital y saludable.
* Derecho a una restauración plena y pronta por las violaciones a los derechos reconocidos en esta Declaración causados por las actividades humanas.

 Abejas Urbanas participa del Acuerdo de los Pueblos.

Para conocer el texto completo del acuerdo sólo presiona aquí